ESCRIBANO MONACAL

ESCRIBANO MONACAL
UNA GRAN OBRA MAESTRA REALIZADA EN MARFIL

viernes, 14 de diciembre de 2012

HEROÍNAS DESCONOCIDAS (II)


Hoy traigo a este blog a una hermosa mujer que dio su vida para que hoy todos podamos vivir gozando de una gran libertad. Desde luego, si hubieran triunfado los nazis, eso no hubiera sido posible.

            Violette Szabo, de soltera Bushell, nació en París en 1921, siendo su padre inglés y su madre francesa. No obstante, se mudaron muy pronto a Londres, donde se crió ella.

            Siempre fue muy inquieta y parece ser que destacó mucho en los deportes, a pesar de medir sólo 1,65 de altura.

            A los 14 años acabó sus estudios y empezó trabajando como asistenta de peluquería y luego como vendedora en un gran almacén.

            En 1940 conoció a un oficial francés de origen húngaro, llamado Etienne Szabo, perteneciente a la famosa Legión Extranjera, con el que, tras un corto noviazgo, se casó.

            Poco después, él fue enviado con su unidad al norte de África y ella se enroló en el Servicio auxiliar de transporte.

            Al quedar embarazada tuvo que dejar el servicio, pues era camillera de ambulancia. Su hija Tania nació en junio de 1942, pero su marido no pudo conocerla, porque murió en octubre de ese año en la famosa Batalla del Alamein.

            Los jefes del SOE vieron en ella a una posible candidata por ser franco-británica. La entrevistaron y enseguida aceptó.

            Fue entrenada a conciencia en el manejo de armas y explosivos, lucha y técnicas de sabotaje. Incluso hizo saltos paracaidistas.

            En abril del 44 le dieron el seudónimo de Louise, aunque los guerrilleros la llamaron Corinne, y fue lanzada en paracaídas en la zona de Rouen.

            Fue arrestada un par de veces, pero consiguió que la pusieran en libertad. Así que le ordenaron volver al Reino Unido.

            Como faltaba poco para el famoso Desembarco de Normandía, los aliados enviaron cantidad de pertrechos a la Resistencia para que les abriera el camino a base de sabotajes, al objeto de contener a las fuerzas alemanas.

            La organización de los maquis dejaba mucho que desear y su nueva misión fue coordinar y servir de enlace entre los diferentes grupos. Para ello, la volvieron a lanzar en paracaídas en junio de ese año.

            En una ocasión, le encomendaron ir hacia una zona en compañía de un individuo apodado “Anastasie”. Por el camino, montaron en el coche a un niño de 12 años amigo de él.

            No se tiene muy claro qué fue lo que sucedió, pues se toparon inesperadamente con una patrulla alemana y, según parece, le hicieron frente. Tanto el niño como el adulto pudieron huir, pero no ella.

            Una vez capturada, fue llevada a Limoges para su interrogatorio. Parece ser que admitió ser ciudadana británica y haber sido lanzada en paracaídas.

            Hay mucha controversia sobre lo que ocurrió después, pero sabemos que la Policía de seguridad alemana la envió al campo de Ravensbrück. Allí fue acusada de espionaje, condenada a muerte y ejecutada con otras tres compañeras del SOE, Lillian Rolfe, Cecily Lefort y Denise Bloch. Parece ser que la ejecución tuvo lugar en enero del 45, cuando ella tenía 23 años.

            Tras la guerra, fue condecorada a título póstumo con la George Cross y la Croix de guerre.

            Su hija Tania recopiló todos los datos sobre las peripecias de su madre en un libro titulado “Joven valiente y hermosa: las misiones de la agente del SOE, teniente Violette Szabo”.

            La famosa agente del SOE Odette Churchill dijo que “ella era la más valiente de todos nosotros”.

 

           

           

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario